DIY: bowl con forma de panda

¡Ya estoy de vuelta! Bueno, realmente nunca me he ido, pero distintos compromisos y el trabajo que conlleva Bonitismo, que como ya sabes el blog es solo una pequeña parte, no he tenido el tiempo suficiente de ir publicando entradas e ir actualizando este espacio, pero parece que después de la tormenta siempre llega la calma. Eso sí, en lugar de hacer 2 entradas semanales, durante los meses de julio, agosto y septiembre voy a hacer solamente una y la subiré los viernes, de esa forma podré ir sacando adelante otros proyectos y nuevos diseños.

Una vez hecha esta aburrida introducción, hoy traigo algo que me parece muy especial, llevaba tiempo con ganas de hacer un DIY y tenía claro que quería estrenarme con algún tutorial que le hiciera un guiño al logo de Bonitismo, así que el panda indiscutiblemente tenía que estar presente, además quería que fuera algo práctico. Así que después de darle muchas vueltas, me decidí por un cuenco de cerámica en el que colocar las llaves o usar de joyero ¡o lo que se te ocurra!

DIY joyero panda

Así que si quieres saber cómo hacer el bowl de panda de la imagen, sigue leyendo. No te preocupes si ves muchos pasos o fotos, es muy fácil hacerlo, pero quería desgranarlo al máximo para que no hubiera dudas en las instrucciones a seguir. ¡Empecemos!

Pero antes… los materiales:

materiales DIY joyero panda
        • Arcilla de secado al aire
        • Rodillo para amasar, puede servir un vaso de tubo o similar.
        • Cortapastas redondos de distintos tamaños
        • Una superficie de trabajo para evitar ensuciar
        • Un poco de agua
        • Cuenco que sirva de molde
        • Lija de grano fino
        • Barniz acrílico
        • Pincel
        • Rotulador negro tipo Posca o Sharpie, también puede servir pintura acrílica negra
        • Pintura acrílica blanca (opcional)

Parecen muchos materiales, pero la gran mayoría suelen estar por casa o incluso ser sustituidos con un poco de imaginación, los esenciales serían básicamente la arcilla de secado al aire y el rotulador o pintura acrílica negra.

Y ahora sí que sí, el paso a paso:

  1. Amasar bien la arcilla con las manos para hacerla más maleable.
  2. Pasar el rodillo para aplanar la arcilla, intentar que tenga el mismo grosor.
  3. Frotar la lámina resultante con un poco de agua con los dedos para quitarle las marcas y dejarlas los más lisas posibles.
  4. Con la ayuda de unos cortapastas redondos de distintos tamaños, hacer dos círculos pequeños, que serán las orejas, y uno más grande que hará de cara.
  5. Con el cortapasta grande, cortar un trozo de los círculos más pequeños para hacer que encajen después con el otro más grande.
  6. Unir las distintas piezas como aparece en la imagen.
  7. Para que no se note la unión de las orejas, frotar con un poco de agua con los dedos.
  8. Usar un cuenco como molde para introducir esta arcilla para darle forma de bowl. Dejar secar al menos 10 horas.
  9. Cuando ya veamos que está completamente seco, desmoldar la pieza de arcilla y lijarla, incidiendo sobre todo en los bordes.
  10. Limpiar los restos que se hayan producido con el lijado.
  11. Con la ayuda del lápiz, dibujar las facciones que nos servirán de guía para pintarlas. Pero antes de este paso, y de forma opcional, puedes darle una capa de pintura acrílica blanca. Yo no lo he hecho porque quería un resultado más rústico, pero eso depende del gusto de cada uno.
  12. Una vez que estemos satisfechos con el boceto, pasaremos a pintarlo. Yo aconsejo usar este tipo de rotuladores porque me parece mucho más cómodo, pero también puedes hacerlo con pintura acrílica.
  13. Darle una capa de barniz acrílico para proteger la pintura y que el cuenco te dure mucho tiempo. Aunque al principio pueda parecer que queda el barniz muy desigual, una vez seco el resultado es homogéneo.
013

¡Y ya está listo para usar! Por cierto, para ampliar el tamaño de las imágenes, solamente tendrás que hacer click sobre ellas.

Yo lo estoy utilizando muchísimo, me resulta muy práctico quitarme pendientes y anillos y dejarlos en este joyerito en lugar de desperdigados encima de mi cajonera, y encima queda monísimo. ¡Viva los pandas! Reconozco que no soy nada objetiva porque soy muy fan de ellos, jajaja.

Espero que te haya gustado este DIY y que te animes a realizarlo. Y no te olvides de compartirlo en tus redes sociales! Te estaré eternamente agradecida.

Nos vemos el próximo viernes, que tengas un estupendo fin de semana y, como siempre… ¡que el bonitismo te acompañe!

Carmen L.

Aunque estudié Ciencias Económicas y Administración de Empresa, me considero más Diseñadora que otra cosa. De hecho, en los últimos años, es a lo que he dedicado más horas de aprendizaje, ¡y lo que queda!. Creativa y de mente inquieta, siempre he querido ser emprendedora, y mi sueño se materializa aquí, en Bonitismo. ¡Gracias por acompañarme!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies